Andador con ruedas y asiento | R. 2106

Este andador con ruedas y asiento ofrece mucha estabilidad al caminar. Su estructura es plegable. Las ruedas facilitan la marcha, al no necesitar levantar el andador, y ayudan a que éste se deslice.

  • Andador plegable de acero
  • Peso del artículo: 4,0 kg
  • Peso máximo: 100 Kg
  • Medidas:
    • Ancho total: 53 cm;
    • Asiento: 39 x 20 cm;
    • Altura asiento-suelo: 52 cm;
    • Regulable en altura: 75-91 cm
SKU: 2106 Categorías: , , Etiquetas: , , , ,

(10%)

Andador con ruedas y asiento

Este andador con ruedas y asiento ofrece mucha estabilidad al caminar. Su estructura es plegable. Las ruedas facilitan la marcha, al no necesitar levantar el andador, y ayudan a que éste se deslice.

  • Andador plegable de acero
  • Peso del artículo: 4,0 kg
  • Peso máximo: 100 Kg
  • Medidas:
    • Ancho total: 53 cm;
    • Asiento: 39 x 20 cm;
    • Altura asiento-suelo: 52 cm;
    • Regulable en altura: 75-91 cm

El andador es una ayuda técnica para la movilidad. Es una estructura metálica que proporciona al usuario mayor  estabilidad y apoyo al caminar y, en muchos casos,  aporta una mayor tranquilidad psicológica.

Los andadores están indicados para personas con debilidad en uno o ambos miembros inferiores, personas con trastornos de equilibrio o aquellas que presentan un cuadro de disminución global de la fuerza pero que mantienen la suficiente en los miembros superiores como para manejarlo.

Existe una amplia variedad y tipología de andadores. Es importante elegir el más adecuado a cada paciente para garantizar un máximo de funcionalidad.

Los andadores más básicos son los conocidos como andadores de pasos. Se pueden ir añadiendo accesorios, como ruedas, frenos, asientos, cestas o bandejas, que complementan  el andador y le otorgan otras ventajas para poder adecuarse a las necesidades del usuario.

Cualquiera que sea la modalidad de andador elegida es importante ajustar el mismo a la altura adecuado para el paciente. Para ello, colocaremos al usuario de pie con los brazos descansando en una posición relajada a los lados. Cuando se utiliza el andador, los codos deben estar ligeramente flexionados  (aproximadamente unos 20 º  de flexión de codo).  Este adecuado ajuste permite que la persona apoye aproximadamente la mitad de su peso. Si los brazos no se doblan en un ángulo cómodo, el paciente soportara demasiada tensión en los hombros y la espalda.

Ver vídeo

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Andador con ruedas y asiento | R. 2106”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…